Noticias

De acuerdo a un estudio del Congreso Europeo e Internacional sobre Obesidad (ECOICO 2020), la duración del sueño y el tiempo que los niños y adolescentes pasan frente a las pantallas de dispositivos electrónicos son puntos a considerar para prevenir y reducir el sobrepeso y la obesidad. 

En la actualidad se estima que alrededor del planeta, un 90% de los adolescentes no duermen las 9 horas recomendadas. Esta disminución del tiempo de sueño está estrechamente relacionada con el aumento del uso de dispositivos basados en pantallas, que en algunos países alcanza las 44 horas semanales entre los menores de 19 años.

En la investigación, los expertos examinaron la correlación entre el tiempo frente a la pantalla, la duración del sueño y el sobrepeso de 4.285 niños de entre 2 y 11 años. Para ello, solicitaron a sus padres que informaran cuánto tiempo pasaban los niños viendo televisión, jugando con consolas de videojuegos, usando el celular, la computadora o la tablet y durmiendo.

Los investigadores descubrieron una correlación inversamente proporcional entre el tiempo de pantalla (horas por día) y la duración del sueño (horas por día). Es decir que los niños pierden tiempo de descanso para dedicarlo a actividades frente a una pantalla. Además, encontraron que por cada hora extra de visualización de pantallas, los niños tenían un 16% más de probabilidades de tener sobrepeso u obesidad. Mientras que por cada hora menos de sueño, el porcentaje de riesgo subía a un 23%.

La conclusión de los especialistas es que la duración del sueño, muchas veces infravalorada en el desarrollo de los niños, juega un papel importante en la prevención de la obesidad y el sobrepeso. Además, resaltan que es necesario tomar medidas para evitar el reemplazo de horas de sueño por horas frente a las pantallas para mejorar el estado de peso de los jóvenes.