Noticias

El sol aporta muchísimos beneficios para la salud (es la principal fuente de vitamina D, fortalece el sistema inmune y nos pone de buen humor, entre otros). En los largos meses de cuarentena, hemos sido muchos los que comprobamos que la falta de esa fuente de vida influía no sólo en nuestra salud sino en nuestro estado de ánimo.

Sin embargo, si nos exponemos al sol sin la protección adecuada, puede causarnos grandes daños.

Los riesgos de la exposición prolongada a la radiación ultravioleta sin tomar los recaudos necesarios son: quemaduras de primer y segundo grado, aparición de eritemas, envejecimiento prematuro de la piel, cáncer de piel, trastornos en la vista o inhibición del sistema inmunitario.

Recordá siempre:

  • No exponerte al sol de 10 a 16 hs.
  • Utilizar productos con factor de protección solar 30 o mayor.
  • Colocar el protector media hora antes de exponerte a los rayos solares.
  • Reaplicar el protector solar cada dos horas, luego de meterte en el agua o de sudoración excesiva.
  • Aplicar protector aún los días nublados.
  • Protegerte con sombrero y anteojos oscuros.

¡Que el cuidado de tu salud no se tome vacaciones!